Libros: el lugar del padre

Si te gusta esta nota, Compartila!

por Fernando Bogado (@letristefebo)

Las discusiones en torno a la conformación de la masculinidad que los diferentes avatares históricos y políticos han abierto tienen, para con el padre, un punto esencial de reflexión. ¿Qué hacer con la figura masculina en ese rol tradicional dentro de la crítica al modelo familiar tradicional? Las respuestas son muchas, las posiciones más, pero recomendamos tres libros para pensar qué pasa con lo paterno en un momento de crisis de los roles de género, adjudicados por la historia occidental y su violencia heteronormativa y patriarcal.

El gesto de Héctor, de Luigi Zoja
Aparecido recientemente por Taurus, pero ya con bastantes años en su edición original italiana, este libro del psicoanalista jungiano Luigi Zoja es un ensayo realmente cautivador. Allí, propone que la figura del padre, dentro de la familia occidental, es un invento estrictamente propio de la civilización y que, si no se protege y hace prosperar racionalmente, puede perderse. ¿Qué significa eso? El hombre no está comprometido biológicamente en la formación de una familia. Su posición de padre es una construcción que debería poder dejar atrás los elementos negativos del patriarcado y operar racional y sentimentalmente, de una manera positiva. Ese es uno de los desafíos más importantes del actual estado de las relaciones familiares desde la perspectiva de este pensador.

Cachorro, de Agustín J. Valle
Con el subtítulo de “breve tratado de la filosofía paterna”, este libro es tanto ensayístico como poético, y se propone funcionar como una reflexión en torno al lugar del padre a partir de la experiencia del propio autor criando a su hijo. En lugar de ser un espacio de frases comunes, Valle retoma esas frases para considerar hasta qué punto nuestra vida cotidiana está determinada por lo paterno. Desde el “Ya vas a ver cuando vuelva tu padre” (que parece dibujar el mundo previo a su llegada como un mero reflejo, una mentira) o el “preguntale a tu padre” (que es la última garantía de que algo puede llegar a suceder), hasta la reflexión sobre el lugar paterno en la alimentación del bebé, en su cuidado cuando “tiene fiebre”. O en la reflexión ontológica que despierta el convertirse en un padre activo: todo esto puede encontrarse en el libro de Valle, conciso, puntual y por demás interesante.

Materialismo ensoñado, de León Rozitchner
Trabajo fundamental de uno de los filósofos más importantes de nuestro país. Aquí, se propone pensar, justamente, cómo lo materno ha sido reprimido y ocultado en la matriz del pensamiento occidental para distanciar a las subjetividades de lo corporal, de lo que reconforta y protege. El mismo Rozitchner nos invita a considerar que, quizás, nuestro pensamiento, en su lugar crítico, puede salir de este lugar patriarcal-paterno para convertirse en un pensar completo que no reniegue de lo maternal, que no adscriba, como sinónimo de fuerza, a lo “viril”. ¿No es posible estabñecer que, desde la madre, hay cosas que nos resultan accesibles a la reflexión, siempre tan creída de su “patrimonio” “masculino”?

Tecnología

Día de Internet

Hoy se celebra el Día Mundial de Internet, un nombre que tiene solo 40 años, mientras que el primer correo electrónico se envió hace ya 54 años. Esta red de redes consta de un conjunto de…