Admirar al idolo

El hijo de su entrenador, Fernando San Martín, se sube a la silla de ruedas del jugador, se desplaza y ensaya los raquetazos de Fernández. “Cuando uno convive con la discapacidad (?)sin prejuicios de tan chico se naturaliza completamente. Vean al hijo de mi coach. Esto me deja más convencido que el prejuicio y el miedo a la discapacidad de los grandes viene predeterminado y es completamente erróneo. Es nuestra tarea como adultos aprender a naturalizar la discapacidad como hacen los niños. Esa es la verdadera inclusión”, escribió Fernández en uno de sus twits. Gustavo Fernández, de 23 años y reciente finalista en Wimbledon, donde ascendió al primer puesto del ranking mundial, dice “Esto sucedió en Bélgica. Estaba por entrar a jugar, pero el pibe agarró la silla y se puso a hacer eso. Él siempre anda en la silla, le gusta y le parece redivertido. Muchas veces, cuando le dicen ‘vamos a jugar al tenis’, agarra y se sienta en la silla. Pero nunca lo había visto hacer eso, de agarrar y hacer los movimientos, todo como un tenista”. (lanacion)
Los parametros las barreras las ideas las implantan las mayorias, esta en nosotros naturalizar las minorias como es debido. La discapacidad empieza cuando el entorno impone barreras a las existencias no comunes.Gustavo Fernandez es el nro 1 en el mundo en tenis adaptado. Punto.
Acá pueden ver al niño:

Leave a Reply

Su dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *