Libros: novelas pop argentinas

La mayor parte de las veces, creemos que el arte pop se remite sólo a lo que tiene que ver con las artes plásticas y con las fílmicas. Pero, si aguzamos un poco el ojo, podremos notar que ha habido varias producciones literarias que retomaron procedimientos de este movimiento de posvanguardia y lo llevaron al campo de la literatura. Hoy, recordando el nacimiento de Andy Warhol (1928-1987), recomendamos tres novelas pop del ámbito local que usted y cualquiera haría muy bien en leer.

 

Santería, de Leo Oyola

 

Uno de los escritores más interesantes del panorama argentino contemporáneo es Leo Oyola, sin dudas. Con esa particular combinación que lleva adelante entre géneros literarios populares (como el policial o la ciencia ficción) y referencias a la cultura de masas (música, cine, etc.), ha logrado hacerse un nombre propio dentro de la literatura local. Aquí, tenemos la historia de una adivina, Fátima Sánchez, conocida como la Víbora Blanca, que ha tenido una de las más terribles visiones: la de su propia muerte. ¿Podrá escapar al fatídico destino que ha descubierto? Novela con pulso cinematográfico, esta reciente edición de una vieja obra de Oyola nos permite sumergirnos, nuevamente, en su alucinante mundo.

 

KerésCojer? = Guan tu Fak, de Alejandro López

 

Si en Oyola encontrábamos lo pop por esta pasión por las referencias y la combinación de géneros, aquí ya nos metemos con el complicado mundo de dominar, precisamente, los modos de escritura, los medios por los cuales se construye un objeto literario. En esta novela de 2005, López cuenta un enigma de tipo policial a través de un chat entre dos amigas, una de ellas travesti, que imaginan entre mensaje y mensaje las ventajas de seguir con su profesión de prostitutas en el ambiente norteamericano. Para ello, deberán aprender palabras claves que le abran las puertas del negocio pero, también, se meterán en las complejidades de un misterio que irán resolviendo entre charla y charla. Un verdadero salto al vacío literario.

 

Boquitas pintadas, de Manuel Puig

 

¿Cómo hablar de pop local sin tener en la punta de la lengua el nombre de Manuel Puig? De la infinidad de novelas que podemos recomendar, nos quedamos con este clásico infaltable. Aquí, tenemos todo el despliegue de lo pop: las referencias a ciertos consumos culturales, la importancia de recurrir a lógicas de género, como la melodramática, y la combinación de medios dentro de la propias páginas de la novela, desde lo impreso (como los obituarios) hasta las llamadas telefónicas, todo visto por un narrador en tercera persona que, sin intervenir en los hechos, mira como si fuera una cámara cinematográfica. Dejé todo lo que tenía que hacer en el día: hágase de un ejemplar de Boquitas pintadas, y a disfrutar del domingo.

 

por Fernando Bogado (@letristefebo)

Leave a Reply

Su dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *