Barrio Facebook

Su fortuna gira en torno a los 64.400 millones de dólares, según Forbes. Puede construir un mundo a su medida y eso es lo que parece estar acometiendo Mark Zuckerberg, el creador de Facebook. El emprendedor ha encargado a un premio Pritzker como Rem Koolhaas, el arquitecto holandés, el diseño de un complejo residencial para facilitar a sus empleados el acceso a vivienda a precios razonables en la zona más caras del país, Sillicon Valley. En total serán 125.000 metros cuadrados con los que contará Koolhass y su equipo para edificar 1.500 viviendas y un complejo con cines, una farmacia, supermercados y plazas para contrarrestar la escasez de residencias y combatir la escalada de precios en Menlo Park y sus alrededores. Pese a la masiva creación de empleo en el norte de California, el ritmo de construcción y de política social no ha acompañado, un asunto que pretenden paliar desde la red social. La ciudad en miniatura se llamará Willow Campus y estará ubicada a pocos metros de las oficinas centrales de Facebook en Menlo Park. “Trabajando con la comunidad, nuestro objetivo para el Willow Campus es crear un pueblo integrado de usos mixtos que proveerá servicios, vivienda y soluciones de transporte muy necesarios, además de espacio de oficina”, indicó Facebook en un comunicado sobre el proyecto. Sin embargo, solo el 15 por ciento de las viviendas que se construyan serán de carácter asequible o por debajo del precio medio de un apartamento en la zona -unos 3.200 dólares por dos habitaciones- y no estarán circunscritos estrictamente al personal de Facebook. Otros vecindarios también tendrán acceso al complejo. De la mano de la explosión de gigantes tecnológicos como Apple, Twitter, Netflix, Tesla o el propio Facebook, se ha producido el de la vivienda hasta alcanzar cifras récord a nivel nacional. El precio medio por una casa ya supera el millón de dólares en el condado de San José, al sur de San Francisco. De acuerdo a CNBC, algunos ingenieros le han pedido ayuda a Zuckerberg personalmente para poder pagar su alquiler, en un lugar donde 100.000 dólares de ingresos por hogar puede entrar en la categoría de “bajos ingresos” para recibir ayudas del gobierno. La inversión de Zuckerberg en esta pequeña ciudad será modesta, 16 millones de dólares, con la idea de que sus empleados puedan llegar al trabajo a tiempo y pasar más tiempo con sus familias. Ese concepto ahora es importante para el empresario de 33 años. Tiene un hijo pequeño. (el mundo)

Leave a Reply

Su dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *