Por amor al closet

La moda sustentable es una tendencia que llevan adelante algunas marcas con etiqueta de responsabilidad ambiental y también pequeños emprendimientos que quieren reconvertir el deseo de renovar el placard en un reciclaje de imagen y de concepción que no genere consumismo desechable. La filosofía de una belleza con inclusión y la alegría de vestirse pueden encontrar otro atajo para disfrutar sin culpas.

“¿Qué me pongo?” ya no es un interrogante frívolo, un fetiche sobre los fetiches femeninos o una duda entre la pila de ropa para lavar y los cambios de clima que vuelven la decisión del placard en un azar impiadoso sobre las coberturas (pocas o muchas) que hacen mucho más que cubrir al cuerpo. Pero si la moda es mucho más que ropa y el cuidado ambiental no es sólo una moda, la tendencia a un nuevo diseño sustentable implica la posibilidad de pequeños cambios de producción y de hábitos que conserven la alegría de una remera nueva, pero no la contaminación que provoca el desborde de consumo desechable en la próxima temporada otoñoinvierno.

Ya se anunció que las camisetas del futuro mundial de fútbol van a ser realizadas con plástico reciclado. Pero no se trata sólo de grandes anuncios ligados al marketing, sino de variadas y valiosas iniciativas. Pero la moda sustentable no es una moda más. La sustentabilidad más que una gran tendencia mundial es una necesidad y una urgencia para el mundo en el que vivimos. Desde la moda, se pueden hacer muchas cosas.

¿Por qué no llamarla ecomoda La ecomoda es eso, una moda…. lo importante es poder convertirlo en un hábito de todos los días. Es importante generar conciencia para que diseñar un producto considerando los impactos ambientales sea una constante y no algo pasajero y acabar con la cultura de usar y tirar.

La idea del reciclaje también tiene que ver con rescatar aquellas ropas que ya no se usan. Pero que tampoco se tiran. Sr. Amor es una colección realizada a partir de las donaciones al Ejército de Salvación. Por ejemplo, AY Not Dead rediseñó, con las prendas que suelen revolverse en cajones, prendas inspiradas en el Mayo Francés y la participación de la mujer en la política. La modernidad no fue ni repetir ni retirar, sino reconvertir. En Tramando también participaron del proyecto con la inspiración de las comunidades de abejas donde la función de cada una de las integrantes es fundamental más allá de las jerarquías o roles. De esta manera, intervinieron y deconstruyeron textiles hasta materializar enormes abejas.

 

Leave a Reply

Su dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *