Medicina: La quimioterapia en el embarazo no dañaría al feto


Un estudio reciente encontró que los bebés de las mujeres que recibieron quimioterapia en el embarazo no están en mayor riesgo de una variedad de trastornos médicos, una señal de que en la mayoría de los casos el tratamiento debería ser seguro para los fetos. Sin embargo, hay una advertencia: los bebés nacidos de mujeres embarazadas que se sometieron a quimioterapia tenían más probabilidades de nacer de forma prematura, lo que potencialmente los pone en riesgo de un desarrollo cerebral afectado, que puede provocar problemas de la memoria, el pensamiento y las habilidades de aprendizaje.

Aún así, los hallazgos son “una muy buena noticia”, aseguró una especialista en medicina materno fetal, la Dra. Elyce Cardonick, quien escribió un comentario que acompaña al estudio. “A ninguna mujer embarazada le gusta elegir entre su tratamiento y proteger al bebé”, dijo Cardonick, que trabaja en la Facultad de Medicina Cooper de la Universidad de Rowan en Camden, Nueva Jersey. “No tienen que elegir. Sanándose, ayudan al bebé”. Se calcula que una de cada mil mujeres embarazadas tiene cáncer, apuntó Cardonick. En algunos casos, los médicos recomiendan a las mujeres abortar. Pero la quimioterapia es una opción.

¿Podría la quimioterapia dañar al feto en desarrollo? Investigaciones anteriores han sugerido que no, pero investigadores liderados por el Dr. Frederic Amant, oncólogo ginecológico y profesor asistente de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, buscaban comprender si el tratamiento contra el cáncer podría afectar a los bebés después de su nacimiento. En el nuevo estudio, los investigadores examinaron los expedientes médicos y resultados de pruebas de 70 niños cuyas madres embarazadas se sometieron a quimioterapia. Se dio seguimiento a los niños durante un promedio de 22 meses, y durante hasta 18 años.

“El estudio es único, ya que es la primera vez que se ha examinado extensivamente a los niños a largo plazo”, aseguró Amant. Los investigadores hallaron que los niños no estaban en mayor riesgo de trastornos cardiacos, auditivos ni del sistema nervioso, y tampoco de problemas de la salud general o del crecimiento. En cuanto al motivo de que los medicamentos de la quimioterapia no lleguen al feto ni produzcan daño, Amant explicó que la placenta funciona como un filtro, evitando que la mayor parte de los fármacos alcancen al feto. Además, los médicos evitan la quimioterapia en el primer trimestre, cuando los órganos están en las primeras etapas de desarrollo y son particularmente vulnerables, añadió Amant. El estudio es uno de una serie de artículos sobre mujeres embarazadas y cáncer que aparecen en la edición en línea del 10 de febrero de la revista The Lancet Oncology.

4 comentarios

  1. Laura Jurajuria

    Buenisimo!! Amamos las Toddy y los “Pajaros enojados” participamos con los chicos Que ya estan levantados escuchandolos! Laura 695

  2. Ivan sosa 111

  3. Ricardo Lupkin

    excelentes premios 257

  4. Patricia Beatriz Szy

    partiicpo gracias por loenialess premios son geniales patricia 959

Leave a Reply

Su dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *